Se aprueba la Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.


Las naciones de las américas lideran el camino con una nueva convención para proteger y promover los derechos de las personas mayores.

“Este es un gran avance en el campo de los derechos humanos de las personas mayores en América Latina y el Caribe. Nuestro continente se convierte en la primera región del mundo que ha hecho un tratado vinculante para la inclusión y el reconocimiento de los derechos humanos de las personas mayores ” , ha dicho Joost Martens, Regional director for Latin America and the Caribbean de HelpAge International.

Para que la Convención entre en vigor es necesario que, al menos, dos países signatarios lo ratifiquen. Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay firmaron el Convenio en Washington DC, el 15 de junio, realizando un gran avance en el reconocimiento de la importancia de los derechos humanos de las personas mayores.

“Este es un tremendo compromiso por parte de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para avanzar en los tan esperados sueños y esperanzas de las personas mayores. El envejecimiento de la población debe enfrentarse con realismo y con políticas públicas que se implementen con la participación pública” , ha dicho Ramón Aguilar de Chile y miembro de la Secretaría Ejecutiva de la Red Continental, la Red de América Latina de personas mayores.

La aprobación de la Convención por parte de la región interamericana se produce sólo cuatro semanas antes de la reunión del Grupo de Trabajo Abierto sobre el envejecimiento de las Naciones Unidas, que se celebrará en julio. En ella se debatirá sobre la posibilidad de crear una nueva convención internacional de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores.

“La aprobación de esta Convención regional fortalece el camino hacia una nueva convención internacional de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores para que todos nosotros, sin importar dónde vivimos, disfrutemos de la misma protección de nuestros derechos humanos en la edad avanzada” , ha dicho Bridget Sleap, Senior Rights Policy Adviser de HelpAge International.

Las personas de 60 años o más de las naciones americanas representan el 14 por ciento de la población de ese hemisferio, lo que supone más de 135 millones de personas. En 2030, casi dos de cada cinco personas tendrá 60 años o más, y en total habrá más de 215 millones de personas mayores en esa región.

La Convención Interamericana fortalecerá las obligaciones legales de respetar y garantizar los derechos humanos de las personas mayores. “Los Estados de la región de interamericana han demostrado su compromiso para hacer frente a la discriminación por edad, la discriminación y la negación de los derechos humanos en la edad avanzada, reconociendo que las normas jurídicamente vinculantes de derechos humanos son necesarias para hacer esto” , añadió Sleap.