Articulación del Estado y las Organizaciones no Gubernamentales en propuestas de Políticas Públicas.

| 6 de noviembre de 2017 | Cancillería Argentina

 

El 6 de noviembre pasado se llevo a cabo el encuentro de la Comisión de Personas Mayores del Consejo Consultivo de Cancillería y la Secretaria de tercera edad de CABA en el Palacio San Martín del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ambos sectores manifestaron la necesidad de trabajar en forma articulada en la formulación de propuestas frente al desafió del envejecimiento poblacional.

Una de las mayores tendencias sociales de los próximos siglos será el envejecimiento de la población mundial. Se calcula que el número de personas de más de 60 años llegará a 2000 millones en 2050. Según un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por primera vez en la historia la mayoría de la gente puede esperar vivir hasta los 60 años o más.

Resulta indispensable cambiar la percepción social sobre los adultos mayores. Los Estados deben anticiparse y establecer una dinámica que permita brindar los mejores servicios a las personas mayores (pagas suficientes y dignas, eficacia de los sistemas de salud, actividades sociales, etc.) y los canales necesarios para que integren redes en donde interactúen no sólo con sus pares generacionales, sino también con niños, adolescentes y jóvenes.

La Prospectiva, como disciplina, se ocupa del devenir a través de la anticipación, la previsión, la acción, el conocimiento y el consenso por nombrar algunos ámbitos. De esta manera, sus resultados buscan transformarse en un claro soporte para la toma de decisiones, permitiendo disminuir la incertidumbre frente a las políticas actuales y por otro encontrar tendencias que ayuden a la anticipación de estrategias.

La importancia que ha adquirido en todo el mundo la complementariedad entre la prospectiva y la política pública, en el contexto de la planificación del siglo XXI de Políticas Públicas para Personas Mayores.

En efecto, las posibilidades crecientes de integración interinstitucional, así como las necesidades de afrontar el cambio cultural para el logro de la igualdad, exigen a los encargados de la adopción de decisiones un pensamiento estratégico creativo y capaz de articular las demandas ciudadanas a corto, mediano y largo plazo.

En primer lugar, la prospectiva facilita construir una visión de futuro compartida, dinámica y a largo plazo, e identificar las decisiones estratégicas necesarias para traducir la visión en acción institucional, mediante planes, programas y proyectos.

En segundo lugar, desempeña un papel indispensable en el mundo contemporáneo en lo que respecta a enriquecer las políticas públicas para el Personas Mayores, al dar profundidad e integralidad al análisis de las transformaciones de la sociedad.

Es necesario reflexionar sobre la interdependencia entre todas dimensiones del desarrollo. Es un instrumento idóneo para mantener un diálogo permanente a nivel político y social, y hacer que el Estado analice conjuntamente con las Organizaciones de las Personas Mayores.

La producción de visiones compartidas de futuro promueve y mejora la coordinación de políticas públicas a nivel estratégico, programático y operativo. Su principal valor agregado consiste en brindar una visión panorámica e integral de los factores clave que inciden en la implementación de la prospectiva al nivel gubernamental.

 


GALERIA DE IMAGENES